Hacer la basura un recurso: El problema de los materiales vírgenes

El problema de la madera

¿Se han preguntado que pasará cuando ya no tengamos árboles para producir cualquier tipo de productos derivados de la madera? ¿Qué viene después? Tómense un minuto para ver cuántas cosas a su alrededor están hechas de este material; cuadernos, bolsas kraft, empaques, papel higiénico, servilletas y muchas otras cosas. Si bien hoy es visto como una opción sostenible, ecológica o eco-friendly para el medio ambiente, tenemos que pensar a 50 años.

La mejor definición que he visto sobre desarrollo sostenible es la siguiente: el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas propias”. De aquí salen las preguntas mencionadas al inicio del artículo, ¿realmente estamos haciendo bien al planeta dependiendo tanto de los árboles para hacer productos y no para respirar?

Hace unos años Noruega ha prohibido la deforestación con el objetivo de evitar, a través de las políticas de contratación pública, cualquier producto de su cadena de suministro que contribuya a la tala de árboles. Para ello, tienen que encontrar metodologías innovadoras y sostenibles para obtener productos como el aceite de palma, la carne o la madera.

Hablemos de la madera, ¿qué otras opciones existen? Existe un proyecto que se llama ShellWorks en la que 4 empresarios vieron la oportunidad de convertir caparazones de crustáceos en materiales con un parecido alto a la estructura del papel. Aquí ellos están valorando la basura como un recurso en vez de talar árboles, un material que demorará 15 años en recuperarse. Los árboles son renovables hasta que lleguemos al punto en que usemos más madera de la que crece en el mundo y no falta mucho para que esto ocurra. 

Es por ello que es de vital importancia comenzar a innovar y ponernos a pensar cuales son otras opciones. En ékolo, nosotros apuntamos a volver la basura un recurso. Nuestras bolsas tienen parte del desperdicio que se genera al cosechar todo tipo de almidón derivado del maíz, papa y yuca. Cuando la tecnología siga avanzando, estamos seguros que podremos ofrecer un material que se origine de un material que hoy está considerado como basura. Entre ellos se puede considerar a los caparazones de crustáceos, algas o desperdicios de los procesos de agricultura que hoy van directo al tacho de residuos o son botados a la naturaleza.

¡El futuro es ecológico!

www.ekolo.pe

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *