Ley de Plásticos: ¿dónde estamos?

Sí, existe una Ley de Plásticos. Hace un año fue implementada con éxito y la Ley es la N. 30884. Esta ley se aplica a prácticamente todos los lugares que entreguen bolsas plásticas con los productos que ofrecen a sus consumidores. Al día de hoy, se debería de cobrar en el comprobante de pago el valor de la bolsa + el impuesto a las bolsas plásticos al menos que éstas tengan un certificado de biodegradabilidad emitida por un laboratorio de reputación. Les dejamos una imagen para que puedan entender con más profundidad:

Informar sobre la ley de plásticos en el Perú

Sin embargo, ¿de verdad se está cobrando este impuesto? ¿qué empresas deberían de cobrarlo y no lo están haciendo?

A lo largo de este año, más y más negocios se están sumando a transformar sus procesos y volverlos sostenibles, sobre todo con el lado planeta. Hoy los supermercados más grandes ya ofrecen bolsas compostables a sus consumidores y cobran el costo o un poco menos del valor de éstas bolsas novedosas al consumidor. Aunque es mejor llevar tu bolsa reutilizable para hacer las compras, el valor medioambiental que una bolsa compostable ofrece vs. una de plástico es incomparable. También, varias empresas de cadenas de comida rápida han optado por usar bolsas compostables.

Ahora enfoquemos nuestra atención en las empresas medianas como mini-markets, restaurantes, empresas de venta al por menor, almacenes, talleres. ¿Les han entregado bolsas compostables? La respuesta de la mayoría es un “no”, porque todavía las bolsas compostables no tienen tiempo en el país. Entonces, ¿uno debe de pensar que están cobrando ese impuesto y cobrando por la bolsa verdad? Sin embargo, lamentablemente no se está dando.

Es hora como consumidores o empresas, comenzar a darnos cuenta que el plástico es un problema grave y si no le hacemos caso, ¿qué viene más adelante? Cambiemos nuestra forma de comprar, seleccionar y vender, optemos siempre por el medio ambiente, ya hemos pasado mucho tiempo sin preocuparnos de él. Las consecuencias por ignorar y despreocuparnos por el medio ambiente son aterradoras.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *