Lo que Wall-E tiene que decirte

Para muchos, el cambio climático puede parecer un problema lejano, pero la realidad es que ya afecta la vida de comunidades enteras, de personas y animales en todo el mundo, por lo que es necesario un cambio profundo que contemple acciones encaminadas a la lucha contra el cambio climático y a la conservación de nuestros recursos naturales. De hecho, ya se nos han presentado advertencias sobre lo que le puede ocurrir a nuestro planeta si no lo cuidamos. Somos nosotros mismos los que proyectamos las consecuencias a través de distintas formas; una de ellas son las películas y los documentales, que sirven como un medio para dar a conocer la preocupación por el medio ambiente. Entonces, sí somos conscientes de lo que está sucediendo; el problema es que falta voluntad para actuar.

Disney y Pixar estrenaron hace 12 años una película llamada Wall-E, la cual es un claro espejo del futuro. Es una mezcla de incertidumbre, caos y esperanza. Además, contempla un gran mensaje que prueba que dentro de la destrucción podemos volver a encontrar la luz. Si eres de los que todavía no tiene la oportunidad de verla, Wall-E es un robot que tiene como misión limpiar la basura que cubre la Tierra después de que el planeta fue abandonado por los seres humanos. Un día, Wall-E se enamora de EVA, un robot cuya misión es investigar si hay indicios de vida que permitan que la humanidad vuelva a habitarlo.

Esta película nos deja dos principales mensajes; el primero es la importancia del reciclaje. En la película, Wall-E tiene como misión ordenar el caos que dejó la humanidad. En un mundo de desperdicios, el busca reciclar reutilizar y reparar. Si lo replanteamos en la realidad, en términos de producción de residuos, cada latinoamericano genera alrededor de un kilo de basura al día. Uno de los retos más grandes que afronta América Latina es que la tasa de reciclaje es muy baja, ya que un 90 % de los residuos que se generan son desaprovechados y terminan en vertederos. La ONU recomienda que los países integren algunas políticas que promuevan incentivos para el reciclaje y establecer de forma clara las responsabilidades de diferentes actores para que traten de generar menos basura.

El segundo mensaje que nos deja es acerca del cuidado del planeta. Esto se da a través de la esperanza, cuando Wall-E encuentra una planta en medio de todo el planeta que era un basurero. Esta es la forma de salvar al planeta, ese granito verde que late por más de que parezca que ya no hay vida. Algo diferente… algo prometedor que regenere y restaure.

Alrededor de todo el mundo, gobiernos y organizaciones deben promover actividades como utilizar la bicicleta, fomentar el reciclaje, evitar el uso de bolsas de plástico y plantar árboles como medidas para proteger el medio ambiente y fomentar la sostenibilidad. Wall-E es una advertencia de lo que podría suceder en el futuro. Estamos convirtiendo al planeta en un basurero, estamos permitiéndolo. Este robot, es el reflejo de todos aquellos que siguen apostando por un mundo mejor. Debemos valorar y cuidar todas las cosas buenas y simples que hemos logrado construir. Wall-E estaba solo limpiando todo el caos que la humanidad dejó y para él era una tarea que tomaría siglos; en cambio, nosotros somos millones y estamos a tiempo de escoger el camino correcto.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *